Comidas de Kenia, un regalo de la naturaleza

El Mukimu, el Githeri y el té autóctono son componentes cotidianos de la dieta tradicional en Kenia, país de diversidad étnica y cultural evidente en su rica cocina, en la que priman verduras, cereales y legumbres.
La comunidad de los Kikuyos es la más populosa de las 42 etnias este país del este de África, y dos de sus platos, el Mukimu y el Githeri, se han convertido en comidas nacionales, que como el Ugali (masa de maíz tierno servida con vegetales), son elementos distintivos en la dieta y el espectro cultural keniano, explicó a Prensa Latina el embajador Yabesh O. Monari.
No hay ceremonia o celebración de cualquier tipo en la que falte el Mukimu, típico combinado de granos de maíz (tierno dulce), papas, cebolla, mezclado con hojas de calabaza que le da su peculiar aspecto verde. Es nutritivo y beneficioso para la salud, señaló el diplomático.
El tradicional Githeri es una sustanciosa mezcla a base de frijoles colorados, granos de maíz (tierno) y trozos pequeños de zanahoria, lo cual se ablanda al fuego y se condimenta con ajo triturado, tomate, pimiento (dulce), cebolla y cilantro todo bien picado; como sazón curry y pimentón rojo.
Son platos cotidianos que acompañan con Chapati (pan indio) el cual han incorporado a su dieta, y en ocasiones especiales los kenianos los usan para acompañar al Kuku Choma, pollo asado condimentado con ajo, jengibre y Royco (mezcla de especias) o al Kuku Paka (pollo asado con salsa de coco y curry), amplió el embajador Monari.
No hay mañana o tarde, incluso después de las comidas, que los kenianos no se deleiten con su habitual té, uno de los mejores del mundo, que elaboran a partes iguales de agua y leche, aunque sin pizca de azúcar.
MH/bah